domingo, 27 de noviembre de 2011

Antecentes: Manufacturas SUMAR S.A.




La industria Manufacturas SUMAR, originalmente de propiedad de Amador Sumar, pasó a manos del Estado en mayo de 1971 en el gobierno de la Unidad Popular. 

La ubicación de la industria SUMAR comprende la manzana conformada por Alcalde Carlos Valdovinos (norte), Primero de Mayo (oriente), Salomón Sumar (poniente) y El Pinar (sur), cercana a las poblaciones de La Legua y El Pinar.

Una de las características más importantes de Manufacturas SUMAR es que sus 4 plantas (Algodón, Poliéster, Nylon y Seda) son unidades independientes una de la otra, con 2 sindicatos (uno de obreros y otro de empleados) cada una, a tal punto que antaño hubo días en que una planta paraba mientras que la otra seguía trabajando. Nunca hubo un sindicato único y los 4 administradores de las plantas se reunían en reuniones de carácter netamente técnico, mientras que las plantas Algodón y Poliéster experimentaban una fuerte politzación de izquierda.

A partir del año 1971, las 4 plantas quedaron intervenidas y bajo el control de administradores designados por el gobierno, quedando Algodón y Poliéster quedando en manos de militares de la izquierda.

Esta fuerte politización de la vida sindical en SUMAR se debe a dos factores: posibles diferencias entre dirigentes sindicales y administradores y; al contexto general de movilización que venía desde fines de los 60, que se agudizó mucho más con el gobierno de la Unidad Popular en 1970.

De SUMAR y La Legua el 11 de Septiembre de 1973

A cualquier santiaguino de mediana edad que se le consulte sobre si algo ocurrió en La Legua el día del golpe, responderá con dudas, que no sabe, pero que le parece que "algo pasó". Muchos, sin embargo, responderán afirmativamente, comentando que han escuchado decir que allí se combatió y que fueron rechazadas las fuerzas militares, que se atacó con una bazuca a un bus de carabineros muriendo todos sus ocupantes, que se derribó un helicóptero y que al parecer la población fue atacada desde el aire, si no bombardeada. Es decir, en La Legua ocurrió algo distinto a lo del resto de la ciudad: allí el pueblo resistió.

El operativo del golpe contemplaba un ataque fulminante a La Moneda, las radios afines al gobierno y la inmovilización de la ciudad mediante anillos concéntricos de militares que impedían el desplazamiento de los civiles y las fuerzas sociales de apoyo al gobierno. El control militar dentro de todo el país no demoró más de 48 horas, quienes actuaron con un poder de fuego excesivo sobre las precarias fuerzas militares de izquierda.
Este golpe avasallador, encuentra en La Legua su otra cara: allí el golpe fue resistido por el pueblo. En algún lugar de la geografía popular, los militares sí encontraron una respuesta, cuando todo parecía demostrar que nada se podía hacer frente al poder militar, constituido en poco tiempo como "poder total".

Los propios habitantes de La Legua discuten hasta hoy acerca de qué ocurrió, unos indican que vinieron combatientes desde afuera, pero que en realidad los legüinos no participaron, otros afirman que hubo más de un combate. La mayoría de los legüinos refieren diversos relatos en torno al 11; que los querían bombardear, que hubo vuelo rasante de aviones y que muchas personas salieron de la población, que estuvieron cercados por varios días, que hubo saqueos y de distribuyeron alimentos y telas, y por cierto, muchos vecinos en La Legua recuerdan la represión en carne propia o cercanos que murieron o desaparecieron en los días y meses posteriores al golpe. Muchos de estos casos se pueden confirmar en el Informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación, en 1992.

Concurrieron 3 actores importantes el día 11 en el cordón Industrial San Joaquín (inmediatamente al norte de la Legua y en el que está integrada la industria SUMAR):
1. Los militantes de izquierda que sostuvieron una reunión en la Industria INDUMET durante la mañana del 11 y que fue interceptada por Carabineros, abandonando el lugar en 2 grupos con dirección a SUMAR porque allí se tenía organizada una improvisada resistencia; un grupo importante fue hacia SUMAR "por dentro", es decir, por La Legua.
2. Los pobladores de La Legua que se encontraron con la columna de socialistas y los ayudaron y orientaron en la población.
3. Los sindicalistas de SUMAR que decidieron quedarse en la Industria y que buscaron coordinar sus acciones con los militantes y los pobladores de La Legua para resistir el golpe (el día del golpe mujeres con niños fueron a sus casas, además de hombres y mujeres que se retiraron del lugar por miedo).

Esta convergencia de tres actores fundamentales durante la Unidad Popular es del todo emblemática, ya que cada uno de ellos había jugado roles protagónicos en el gobierno de Allende: de hecho la Unidad Popular había sido resultado de la unión de los partidos de izquierda, que le dieron vida en 1969. Pero si algo caracterizó a la izquierda desde 1930 fue su estrecha relación con el sindicalismo, para actuar en el sistema político como aliado en las luchas sociales. Por otro lado, desde fines de los 50, los pobladores constituyeron un poderoso movimiento social en su lucha por la vivienda y la autoorganización de la ciudad, culminando con el gobierno de Frei Montalva en la ampliación de los planes de vivienda y el estímulo por parte del Estado de la organización barrial. Sin embargo, las relaciones entre el Estado y los pobladores se debilitaron cuando estos últimos ganaron más poder y multiplicaron sus demandas.

Luego de este heroico episodio de resistencia, los militares y las Fuerzas Armadas arremetieron contra los pobladores de La Legua. Entraron 3 tanquetas a la población y el día domingo 16 de Septiembre la población fue allanada a las 6 de la madrugada, despertando con el sonido del vuelo rasante de los aviones sobre los techos de las casas.
Mucha gente militante de los partidos de izquierda y sindicalistas fueron asesinados o hechos desaparecer, además que la represión llegó a tales punto que también eran detenido o asesinados aquellas personas con antecedentes penales o sujetos sindicados como supuestos criminales.

El siguiente es el testimonio de don Pedro Rojas, padre de Pedro Rojas -dirigente comunista de un sindicato de SUMAR, detenido en el Plan Leopardo- cuando va a reconocer el cadáver de su hijo a la morgue:

"El cadáver de nuestro hijo, Pedro Rojas, no tenía uñas, se las habían arrancado, huellas de amarras en las manos, huellas de quemaduras de corriente eléctrica, brazo derecho quebrado, tenía los oídos con sangre y lo que era más impresionante, tenía la cabeza achatada en la parte de arriba y las mandíbulas sueltas, era evidente que con una especie de prensa que se usaban en tiempos remotos, le habían apretado la cabeza. Esta, seguramente fue la última tortura de nuestro hijo. No tenía heridas de bala

Pedro fue llevado la mañana del día 20 de septiembre desde su casa en La Legua por 3 militares vestidos de civil en un camión frigorífico sin patente hacia un centro de tortura clandestino. Su cadáver fue encontrado en la carretera hacia Colina el día 21.

8 comentarios:

  1. Salomon Sumar llego con otros parientes en Barco de Vapor a Callao-Peru huyendo de la guerra. En su Pais de origen eran Arabes Catolicos perseguidos, dejaron propiedades y tierras en su pais de origen.lo perdieron todo para sobrevivir. Solo algunos familiares de tercera generacxion reclamaron con argucias esas tierras etc.. Su Primo Salem Sumar murio ciego y en la indigencia, Sus hijas 09 en total hoy por hoy en el 2014 muchas viven de la caridad y en extrema pobreza. la mayor Elena Sumar esta en un asilo de ancianos.Lo perdieron todo a extremos inexorables.La casa de Salomon Sumar en la Punta de estilo Morisco, aun esta ahi, restaurada y funciona como un centro de capacitacion.El fin de la Rama de los Sumar en -Peru es muy triste como habiendo tenido tanto dinero, estan en la miseria son ya ancianas y mal de salud.

    ResponderEliminar
  2. Vaya historia, pero Salomon Sumar salio de Peru perseguido por la justicia Peruana por ser contrabandista a gran escala.En Chile se volvio a reinventar.....

    ResponderEliminar
  3. Hola mi nombre es Manuel Diaz y me encantaria ser parte de una gran empresa para poder desarrollarme como persona y apoyarnos en todo lo que fuese necesario soy Operador de Gruas Horquilla y Mordaza años de experiencia en productos de insumo como terminado tengo mas de 15 años en el rubro yconocimientos de despacho e inventarios espero su respuesta mi correo es alfonso.oyarzun@gmail.com gracias espero su respuesta
    Atte Man uel daz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con todo respeto amigo, esta es una pagina solo sobre patrimonio.

      Eliminar
    2. Hombre, no tan draconiano.la necesidad tiene cara de hereje.Si leeis que los parientes de los Sumar en Peru se han muerto de hambre.Que esperas de un hombre que solo quiere ganarse la vida de una manera honesta.

      Eliminar
  4. Interesante algunos comentarios que no están muy cerca de lo que realmente sucedió . Trabaje en planta polyester desde Febrero de 1973 hasta Marzo de 1979. Lo vivido desde el pto. de vista profesional fue malo ya que todas las decisiones técnicas y productivas pasaban por los famosos Comitees de producción y calidad en la cual participaban el Interventor y trabajadores sin ninguna preparación . Sobre lo que ocurrió el día del Golpe solo puedo decir que la. Clase obrera fue sacrificada y utilizada y fueron los que más sufrieron. Sin embargo hay otros que se vieron favorecidos por su militancia. Pero lo más importante es que todas Industrias dieron trabajo , estabilidad a miles de personas. Ojalá pudiera seguir aportando más datos sobre esta historia ya que la Planta Polyester era la más moderna en esos tiempos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado, esas prendas ya no se fabrican más? hace cuanto ya no se fabrican?

      Eliminar
  5. Hola a todos, tengo pantalones de traje de la marca Sumar. s.a. SON DE EXCELENTE CALIDAD, ESTÁN INTACTOS A PESAR DE LOS AÑOS DE USO. Por lo que me estoy enterando esas prendas ya no se fabrican mäs??

    ResponderEliminar